8 diciembre, 2011

Como consumidor/a tienes la oportunidad de condicionar la calidad de crianza de las gallinas a nivel industrial, gracias a la actual —y sencillísima— normativa de etiquetado de los huevos. Tras leer este artículo no los volverás a ver igual.

No, este artículo no es acerca del Código Da Vinci ni de libros por el estilo igual de malos. Tampoco es sobre testículos.

Trata acerca de una normativa existente sobre el etiquetado de los huevos que, desgraciadamente, es prácticamente desconocida para el gran público. Yo he tenido la suerte de ser informado por un buen amigo recientemente y encuentro la información tan útil y necesaria que me veo obligado a repetirla aquí.

En el gráfico adyacente se puede ver el significado del galimatías que de un tiempo para acá se encuentra impreso en todos los huevos comercializados. Obviamente, y ya os habréis dado cuenta si ya os habéis fijado, no se ve tan bien en la vida real y a veces exige cierto esfuerzo distinguir los números. Pero es que tampoco hace falta examinar los huevos individualmente, ya que el propio envase suele destacar el código con más claridad. Info detallada aquí [PDF].

Al grano. El número más importante es el primero, el que indica la forma de producción de las gallinas: cuanto más bajo, mejor.

Los huevos que se suelen comprar en el súper, los que rondan un euro la docena, suelen de ser tipo 3; es decir, de gallinas criadas en jaulas. Es difícil expresar el sufrimiento, la vida miserable y la tristísima alimentación que sufren estos animales. Pero es evidente que un bicho criado de esta manera no puede dar huevos de calidad, como cualquiera que haya comparado el color, textura y otras características de un huevo de aldea con uno industrial.

Y es que son unos huevos de mierda… literalmente. No os imaginais hasta que punto es miserable la alimentación que sufren estos pobres bichos.

Como las gallinas tienen un proceso digestivo relativamente ineficaz, su caca todavía suele tener un número considerable de nutrientes. Así que es habitual que las heces que producen sean mezcladas con el pienso que comen con el único fin de reducir costes… y esto es cierto no sólo para las gallinas que ponen huevos, sino también para las que vd. se come casi a diario, que son las mismas.

Del mismo modo que los huevos de una gallina criada en el corral de un pueblo no tienen nada que ver con los de una gallina industrial, la carne es muy diferente: basta comprobar como una gallina de pueblo produce una carne fibrosa, seca, con carácter; mientras que la carne de pollo que suelen vender en los supermercados es una especie de gelatina blandorra y sin consistencia.

Es por eso que hace años que no como pollo, ni jamás pido pinchos de pollo en los bares.

Como el/la amable lector/a es una persona con corazón y tripas, supongo que ahora mismo estará horrorizado/a. Y es por eso que desde aquí pido que acabemos con la cría inhumana de gallinas.

La primera medida es dejar de comprar pollo industrial, decisión que temo que no será difícil tras conocer la información que acabo de aportar.

La segunda es procurar comprar huevos que no sean tipo 3. Realmente no son mucho más caros, y en los mejores casos apenas doblan el precio. ¿Merece la pena ahorrarse un euro a la hora de comprar una docena de huevos? Pues sí, porque

  1. es una cantidad miserable de dinero, menos de lo que supone un botellín de cerveza, por ejemplo.
  2. evita que la cría industrial/cruel de gallinas sea rentable.
  3. hace que nos alimentemos mucho mejor, con huevos de calidad, que saben a algo, que están ricos.

Así que la próxima vez que el/la amable lector/a vaya a comprar huevos, ya sabe.

7 comentarios Ir al formulario  RSS de estos comentarios Trackback URL

Huevos sufrimiento O?

Comment by toltec — 21 diciembre, 2011 @ 23:13

(Vale. Es un cero. Pensaba que era una O. Ahora lo entiendo.)

Pues sí, justo son eso: Huevos de gallinas que no sufren.

Comment by Alberto V. Miranda — 23 diciembre, 2011 @ 23:21

Muchísimas gracias por la información!!!! Muy util, hay que difundirla!

Comment by Roberto — 3 enero, 2012 @ 3:47

Muchas gracias por la información, ya había oido hablar de esta numeración pero no recordaba… así que ya se a dónde recurrir. Feliz Año

Comment by Sofía — 5 enero, 2012 @ 13:07

Lei vuestro artículo hace un par de semanas. He ido a comprar a la cadena donde normalmente compro y cual ha sido la sorpresa al ver que no había ningún huevo que no tuviera el código 3. Prometo probar en la tienda de barrio a ver si hay más suerte.

No nos dejan escoger o lo huevos buenos y sin sufrimientos son precisamente para los que las hacen sufrir en pos de sus ganancias?.

Saludos.

Comment by Víctor — 1 febrero, 2012 @ 10:23

Tienes varias opciones, como irte a otro sitio a comprar. Pero quizás sea mejor que le comentes al gerente de la tienda el asunto este de los huevos.

Comment by Alberto V. Miranda — 1 febrero, 2012 @ 10:26

por si sirve, un corto divulgativo sobre el tema:
http://www.youtube.com/watch?v=KYmGJsD3ZMY

muy buena esta página!

Comment by alejandro — 24 octubre, 2013 @ 22:51

Deja un comentario

(requerido)
Si te ha gustado este artículo, puede que te interese también
5 marzo, 2012
Si alguien te dijera que en tu propia casa puedes mejorar tu salud de manera espectacular con un coste que no llega a 10 euros por sesión, probablemente no le creerías. Sin embargo, el método de Moritz es harto convincente. Y te lo dice quien lo ha probado.
4 diciembre, 2011
Abstracción: Un reporte terrífico basado en hechos actuales. La chance última de ver a Emma tomando whisky en las rocas.
29 enero, 2012
Todos sabemos que es la ansiedad. ¿Lo sabemos de verdad? En este artículo conoceremos sus causas, los distintos grados —desde la desazón hasta el ataque de pánico— y técnicas psicológicas útiles para resolverla, o al menos para que no nos abrume.
 
Astropuerto es una revista online fundada en 2011 y coordinada por Alberto V. Miranda.

Esta revista es plural y respeta la libertad de expresión de sus autores y colaboradores; en ningún caso se responsabiliza de la información y opiniones expresadas por estos.

Cada artículo aquí publicado es propiedad de su autor o autora y no puede ser reproducido sin permiso explícito por escrito.
Facebook Way of Living  
Política de Cookies

Astropuerto funciona con WordPress

Tema visual 'Astropuerto' creado por Voet Cranf

Contacta con nosotros por email