23 septiembre, 2011

La plantilla de Astropuerto está pensando seriamente en tener algún tipo de visión mística, fundar una iglesia y forrarse. Viendo como está el panorama, es una de las mejores opciones para salir adelante. A Gordon no parece irle mal vendiendo mapas de la Tierra del futuro.

Curioso personaje este Gordon Michael Scallion o GMS, como prefiere que le llamen.

No me inspira mucha confianza este hombre.

En 1979 trabajaba como técnico en electrónica cuando, hablando con un cliente en el trabajo, perdió el habla. Fue rápidamente ingresado en un hospital y allí, según dice, en un estado de consciencia alterado recibió la visión de una mujer angelical que le habló de hechos futuros y, como él mismo describe, comenzó a ver imágenes delante de sí como si tuviera centenares de televisores encendidos. En ellos pudo contemplar la Tierra desde el espacio; pero no la actual, sino la futura: La Tierra tal cual será después del Gran Terremoto que predicen multitud de profecías y que cambiará el mapa del mundo en este mismo siglo.

Aparte de esas supuestas visiones que recibió, GMS asegura que recibió otras capacidades, como la de ver auras y sanar con las manos. Y por supuesto, hoy en día sigue teniendo visiones a chorro, casi un vendaval de ellas.


Hasta aquí muy bien, si no fuera porque no sólo no se han producido la mayor parte de sus predicciones, sino también porque parece estar aprovechándose todo lo que puede de la situación para sacar su dinerito.

Se deduce que la principal fuente de ingresos es la venta de sus enormes y detallados mapas de la Tierra Futura (no es el único que se dedica a ello) a través de su Matrix Institute, una especie de fábrica de profecías.

Estos mapas, que supuestamente le han sido revelados en visiones y sueños, destacan, eso sí, porque son increíblemente precisos. He aquí unos ejemplos:



Quizás os frustre un poco que no se vean muy bien. Pero que el señor GMS parece ser muy celoso del copyright de sus mapas para poder seguir vendiéndolos: No os imagináis lo que me ha costado encontrar en internet parte de sus mapas en una resolución aceptable. Además, he cambiado el color y el contraste para que se aprecien mejor las tierras emergidas y sumergidas, ya que en los mapas originales los colores son más confusos.

GMS no se dedica exclusivamente a describir los mapas; también relata la secuencia de terremotos en el orden en el que tendrán lugar, los flujos de migraciones humanas que conllevarán… y hasta busca explicaciones geológicas coherentes para las nuevas distribuciones de tierra, que en muchos casos la tienen: como, por ejemplo, la gran lengua de agua que penetra del Mississippi a la península de Labrador en su mapa de los futuros USA. Ese área está repleto, efectivamente, de zonas inestables como el sistema de fallas de Nueva Madrid.

Eso sí, a veces estas explicaciones dejan bastante que desear, como que la corriente de El Niño está impulsada por una cadena de volcanes submarinos (!). También reconoce, lo que quizás sea una muestra de honradez, que no entiende porque determinadas zonas del mundo desaparecen en sus visiones, como Asia Menor.


Antes dije que GMS no me inspira mucha confianza y llega el momento de matizar: estoy seguro de que este hombre recibió inicialmente las visiones que dijo; pero no fueron tan detalladas como pretende hacernos creer y hasta cierto punto opino que exagera en sus supuestas capacidades, cuando no inventa directamente, para poder seguir viviendo de ello como una especie de sucesor de Edgar Cayce.

Porque una cosa es predecir que determinada parte del mundo se hundirá o no, y otra es asegurar que

[...] También habrá cambios electromagnéticos, que causarán fallas en las máquinas y artefactos eléctricos. Se establecerán 5 centros de ayuda para niños, con el fin de protegerlos de estos desastres. Cientos de miles de niños serán enviados a estos centros por sus padres. Estos estarán ubicados en Colorado, Massachussets, Idaho, Florida y Arizona. El 75% de los sobrevivientes a los cambios serán niños menores de 15 años.

Este tipo de afirmaciones son un tanto chiripitifláuticas —aunque las tiene peores, como que aparecerá una variante de SIDA que se contagiará electromagnéticamente [sic]— y no contribuyen a incrementar la reputación del que las dice. Tampoco el hecho de que esté constantemente prediciendo terremotos en tal sitio para cual fecha… y ni flores.

Entre sus fallos más sonoros está el ausente terremoto de intensidad 9.0 en San Francisco en algún momento entre 1995 y 1997, después de reconocer que California entera no se había sumergido en el Pacífico en 1993. Del mismo modo la costa no llegó hasta Denver en 1998 (véase mapa de abajo). Tampoco quedó la Tierra entera cubierta de cenizas volcánicas en 1997, etc… etc… Tenéis muchas más aquí, y más o menos las mismas, pero expuestas de mucho más breve, acá.

Este es el único mapa de GMS a esta escala que he encontrado en todo internet.

En definitiva, creo que no hay que hacerle demasiado caso a este hombre. Eso sí: como personaje bizarro no tiene precio y sus mapas molan mogollón.

No hay comentarios Ir al formulario  RSS de estos comentarios Trackback URL
Deja un comentario

(requerido)
Si te ha gustado este artículo, puede que te interese también
22 noviembre, 2011
La historiografía oficial nos dice que hace 10000 años nos quitábamos los piojos dentro de cuevas. Graham Hancock asegura que, por entonces, existía una civilización humana global tecnológicamente avanzada. Y para apoyar su tesis, nos aporta lo que él considera evidencias abrumadoras. Y sí que dan que pensar...
18 abril, 2012
Las profecías son una constante en casi todas las culturas humanas. Se puede creer en ellas o no, pero los paralelismos que existen entre algunas, a pesar de sus orígenes totalmente dispares, las hacen merecedoras de análisis. A este respecto, los indios Hopi poseen un corpus profético de lo más jugoso.
1 octubre, 2011
Existe un falso misticismo que desvergonzadamente intenta hacer dinero. Otro, igual de falso, se recrea en rechazar el plano material de la existencia. Un tercero lo reduce todo a rituales absurdos. Este personajillo reúne los tres.
 
Astropuerto es una revista online fundada en 2011 y coordinada por Alberto V. Miranda.

Esta revista es plural y respeta la libertad de expresión de sus autores y colaboradores; en ningún caso se responsabiliza de la información y opiniones expresadas por estos.

Cada artículo aquí publicado es propiedad de su autor o autora y no puede ser reproducido sin permiso explícito por escrito.
Facebook Way of Living  
Política de Cookies

Astropuerto funciona con WordPress

Tema visual 'Astropuerto' creado por Voet Cranf

Contacta con nosotros por email