6 abril, 2012

Es imposible entender la obra de Carlos Castaneda sin entender su relación personal con las mujeres de las que gustó rodearse. Sólo cuando nos damos cuenta de que su vida y sus escritos intentaban reflejarse mutuamente, todo cobra sentido.

Introducción

Hace ahora unos seis meses publiqué un artículo sobre Carlos Castaneda que ahora encuentro bastante flojo. Y es que cuando escribí la primera versión del mismo artículo, ya hace años, era muy difícil encontrar información sobre este personaje y por tanto hallar el enfoque inicial adecuado. Con lo que dicho artículo está viciado de origen.

Pero incluso hoy día se hace complicado investigar, ya no digo discernir, sobre las medioverdades y mediomentiras de las que Carlitos hábilmente se supo rodear. Desde luego, no se le puede quitar el mérito de haber confundido su biografía, a través de su aversión a las fotos y el gusto por los nombres múltiples, los seudónimos, el secretismo y, vamos a decirlo, la milonga papanata. Pero ello no ha impedido que la verdad caiga finalmente sobre él —para variar— y que finalmente sea evidente que el grueso de su obra no es más que un enorme fraude.

Por otra parte también es cierto que hoy en día se podrían, sólo con lo que ya se sabe a ciencia cierta y las declaraciones de testigos aún vivos, escribir muchísimos libros sobre el affaire Castaneda. Y he pensado más de una vez que, de redactar uno de ellos, lo haría sobre su peculiar tendencia a rodearse exclusivamente de mujeres.

Tremenda fascinación

Cierto es que un artículo con este título sería la excusa ideal para alimentar el morbo y recrearse con la sexualidad del personaje, de lo más paradójica y ya relatada en libros como Aprendiza de Bruja: Mi vida con Carlos Castaneda. Resumiendo mucho: a Carlitos le gustaba tirar del rollito brujo para meterla en mojado, y soltaba perlas como Ya verás cuando te penetre el nagual.

Pero el hecho de que tuviera un montón de amantes con las que dar rienda suelta a sus perversiones no me parece tan interesante como el papel de estas compañeras a la hora de representar —y realimentar— la peculiar mitología que forjaron con Castaneda.

Florinda Donner (izquierda) y Taisha Abelar (derecha) practicando karate para una revista especializada en 1974. Por aquel entonces CC ya les había prohibido que les hicieran fotos. Estas mujeres aprovecharían posteriormente sus conocimientos en artes marciales para desarrollar la Tensegridad, el conocido arte marcial, ejem, tolteca.

La historia de este pequeño harén da sin duda para un libro ambicioso, muy por encima de mis pretensiones. Así que he decidido crear, al menos, unos apuntes, pequeñas fichas, sobre las diversas mujeres que acompañaron a Castaneda hasta el final de su vida. El objetivo es poder centralizar, en un único documento y creo que por primera vez, nombres, seudónimos y algunos datos relevantes de estas mujeres que compartieron, casi todas, el mismo destino: desaparecer y/o morir tras el fallecimiento de su maestro en 1998.

Casi todo el material para elaborar estas fichas está extraido de SustainedAction.org, la página consagrada al análisis —más o menos crítico— del legado de Carlitos y referencia absoluta en internet.

Realidad y ficción

Los lectores y lectoras de mi anterior artículo ya saben que tras el éxito de los primeros libros sobre Don Juan, Castaneda fundó su propia especie de secta/aquelarre mediante la cual se comprometió a transmitir el supuesto legado de los brujos toltecas al resto del mundo. Los siguientes libros, que en el citado artículo bauticé en conjunto como Las Aventuras del Circo de Carlitos, relatan las increíbles, fantasiosas e incoherentes aventuras de estos neobrujos —no me pienso cortar— de pacotilla.

La gran revelación es que el contenido de estos últimos libros, notoriamente divergente de los primeros en su enfoque, situaciones y personajes, adquiere orden sólo cuando nos damos cuenta de que intentan dar sentido al día a día del grupo de discípulos de Castaneda, aunque casi sería más justo hablar exclusivamente de discípulas.

Efectivamente, tales relatos son un intento de dar coherencia, desde un punto de vista “brujo”, al tropel de poses, intereses, fraudes, mentiras, verdades, amores, odios y caos que acompañaron cotidianamente al autor, sus mujeres y el resto de acólitos durante 25 años de locura colectiva.

Así, todo el disparate, el absurdo y la solemnidad que rodearon al último Castaneda y su obra postrera surgieron naturalmente del hecho de intentar, a palanqueta, encajar los hechos cotidianos de su secta —que en algunos casos no eran más que enfermos juegos psicológicos— en una realidad mágica. Necesidad lógica y evidente tras intentar desesperadamente durante años lo contrario: encajar, como fuera, lo mágico en lo cotidiano. El tristísimo caso de la supuesta biografía mágica de Explorador Azul, esbozada más adelante, es un ejemplo de hasta donde puede llegar un delirio colectivo que ha perdido todo pudor.

En cualquier caso, estoy seguro de que las siguientes fichas personales serán especialmente útiles para aquellos lectores y lectoras que ya conozcan la totalidad de la obra de Castaneda y les despejarán, incluso en una primera lectura, un montón de dudas sobre el quién-es-quién en el entorno inmediato de Carlitos y sobre el trasfondo real que se esconde detrás de las muchas maravillas relatadas en sus últimos —infames— libros.

Como última advertencia: El hecho de que en las fichas aparezcan informaciones completamente increíbles no quiere decir que servidor se las crea. Intentaré adoptar, por inmediatez, el punto de vista que un antropólogo denominaría EMIC, es decir, desde la perspectiva de quien lo vive. Otras veces seré mordaz a falta de otra opción.


LAS BRUJAS

Este era el nombre colectivo con el que se conocían a las tres primeras y más fieles discípulas de Carlos Castaneda, y que por así decirlo formaban el círculo más interior. Participaron concienzudamente en todo el corpus de fabulaciones de su maestro y lo hicieron siendo plenamente conscientes de su impostura. Conozcámoslas:


Taisha Abelar

Nombre de pila: Maryann Simko.
Nombres alternativos: Anna Marie Carter.
Nacimiento: 17/10/1947, Puerto Rico.
Formación: Antropología en UCLA; artes marciales.
Naturaleza/Función: Acechadora.

Primer contacto con CC: En la Universidad de Los Ángeles, en 1966, mientras ella era aún estudiante. Posteriormente, en 1973, en lo más alto de su popularidad, CC se compró una casa en Westwood, California, a la que invitó a Taisha a vivir junto con las otras dos brujas.

Brujerías reseñables: En su libro Donde se cruzan los brujos, publicado tan tardíamente como 1993, Taisha describe por primera vez en 20 años como fue iniciada por la bruja Clara Grau, de un grupo de miembros femeninos asociado también al linaje de Don Juan.

Relación con Carlitos: CC asegura en el prólogo del libro de Taisha que ella y él ya se conocieron prácticamente desde el comienzo de su aprendizaje, pero que un pacto de silencio les obligó a no hablar uno del otro en 20 años. En cualquier caso CC siempre considera los escritos de Taisha como auténticos, al mismo nivel de validez que los suyos.

Relación con Don Juan: Aseguró ser una de los cuatro estudiantes de Don Juan y haber pasado un año con él aprendiendo en su “casa mágica” de México.

Desaparición: Finales de abril de 1998, tras la muerte de CC.

Muerte: ¿?

Observaciones: Intelectualmente es la más cercana y afín a CC, y en ese sentido se puede decir que hacen una pareja creíble. Hasta el punto, creo yo, de que si la fábula se hubiera quedado contenida entre los dos y luego hubieran sabido desaparecer sin dejar rastro, a estas alturas la leyenda quizás tendría credibilidad. Tanto Taisha como Florinda (véase más adelante) parecen haber permanecido en segundo plano durante dos décadas antes de la respectiva publicación simultánea de dos libros, muy similares entre sí, en el mismo año, 1993. Entre las dos acabarían diseñando, en torno al mismo año, la serie de ejercicios conocida como Tensegridad, aprovechando sus conocimientos de artes marciales y los del propio CC.


Florinda Donner

Nombre de pila: Regine Margarita Thal.
Nombres alternativos: Florinda Donner-Grau.
Nacimiento: 15/2/1944 Amberg, Alemania.
Formación: Antropología en UCLA (sin llegar a titularse); artes marciales.
Naturaleza/Función: Soñadora.

Primer contacto con CC: Se dice que en 1971, durante la asistencia a un bautizo en el sur de USA, Florinda sintió el impulso incontrolable de abandonarlo para cruzar la frontera de México. Alli conoció a unos discípulos de Don Juan, entre ellos Castaneda. Más tarde se reencontraron en el UCLA y en 1973 se fueron a vivir juntos con las otras brujas.

Brujerías reseñables: Explorador Naranja (véase más abajo), un ser inorgánico, fue hija de Florinda, que lo engendró por partenogénesis dividiendo un óvulo propio con un acto de voluntad (!). En otra versión, es hijo de ella y de un “mexicano gordo” tras una cópula supervisada por el mismo Don Juan (!!).

Relación con Carlitos: No hay muchos detalles, pero es conocido que se llevaban como uña y carne. Se casaron en 1993 tras 20 años de convivencia. Adicionalmente, en algunos documentos Florinda se refiere a Taisha como su “hermana”. Florinda, al contrario que los otros miembros del grupo, sí conservó trato con sus padres hasta el final.

Relación con Don Juan: Hasta 1992 aseguró que no había conocido a Don Juan, dato coherente con el hecho de que desde finales de los 60 hasta la marcha del brujo en 1973, ella había estado viviendo con su anterior marido en Manhattan Beach. Con la publicación de su libro Ser en el Ensueño en 1993 se contradirá totalmente hasta extremos sonrojantes, y se proclamará discípula directa de Don Juan —cómo no— habiendo participado con él en diversas experiencias pichitrónicas.

Desaparición: Finales de abril de 1998, tras la muerte de CC.

Muerte: ¿?

Observaciones: En 1982 publicó un libro, Shabono, describiendo su vida con los Yanomamis durante un año a finales de los 70. La comunidad universitaria poco después demostró que la obra era un fraude sin ninguna entidad que usurpaba trabajos de una antropóloga anterior, Helena Valero. Se deduce por esto y otras muchas incoherencias que era probablemente la más mentirosa, cuentista y sin escrúpulos de las mujeres de CC.


Carol Tiggs

Nombre de pila: Kathleen Adair Pohlman.
Nombres alternativos: Elizabeth Austin, Muni Alexander.
Nacimiento: 24/11/1947 Pasadena, California.
Formación: Acupuntura.
Naturaleza/Función: Nagual Woman (La Mujer Nagual)

Primer contacto con CC: No está nada claro, pero parece claro que en 1971 ella y CC ya se conocían. Se separó del grupo de las tres brujas en 1973, y tras pasar una década a lo suyo, volvió al grupo en 1985 para quedarse definitivamente.

Brujerías reseñables: En 1973 desapareció en la Segunda Atención acompañando a Don Juan, sólo para retornar una década después, reapareciendo en una librería de Phoenix, Arizona, en 1983. Esta permanencia en otra dimensión durante tanto tiempo le hizo ganarse el sobrenombre de La Mujer Nagual. Evidencias más terrenales confirman que tras largarse en 1973 de la secta/comuna/engendro de Castaneda, estudió acupuntura de 1977 a 1981 y vivió en Pacific Palisades, estando casada de 1980 a 1984. Aun así, su ojo izquierdo, tras la experiencia, adquirió el poder de “parar a la gente” (!?).

Relación con Carlitos: En los primeros años no está muy clara, aunque está claro que Castaneda ya no contaba con ella en 1974 tras su partida, pues no la menciona nunca en ningún documento por ninguno de sus nombres. CC habla por primera vez de La Mujer Nagual en 1981, en su libro El Don del Águila, y hay quien sugiere que ella se sintió tan halagada por la descripción de sí misma en el libro que decidió volver al grupo. No sería presentada en público como una de las brujas hasta 1992.

Relación con Don Juan: En una versión se conocieron en México, mientras ella estudiaba Bellas Artes, por primera vez hacia 1966-1967. No se saben muchos más detalles, aunque en otras versiones se la describe como una “mujer doble” —un tipo de bruja potencial— que Don Juan encontró en 1960 por primera vez y con la que posteriormente saltaría al infinito. Se deduce de todas las informaciones que su nivel como supuesta guerrera es altísimo. CC se referirá a ella en los 90 como su “contraparte”, y ella a su vez como su “hermano”.

Desaparición: No desapareció inmediatamente tras la muerte de CC, pero hizo su última aparición pública unos meses después, en agosto de 1998. Las malas lenguas aseguran que no se marchó porque su intención era continuar a la cabeza del negocio.

Muerte: Que se sepa, sigue viva, aunque ilocalizable.

Observaciones: Carol parece, con diferencia, la más serena y menos alocada —dentro del contexto— de las tres brujas: su marcha en los primeros años, su renuncia a desaparecer nada más morir su maestro y su falta de interés en vendernos libros apoyan esta afirmación. Aun diría más: Creo que es la más lista, aunque sea sólo por desobediente. Se deduce que Carlos le debía tener especial respeto porque no estaba tan seducida por él —o sea, bajo control— como las otras. Aunque a saber quién podía con quién.


LAS EXPLORADORAS

Además de las brujas, en el grupo había otras mujeres a muchas luces tan relevantes como las primeras; pero estas sí intentaron creerse la impostura. Es el caso de Explorador Azul, de la que se sabe bastante, y Explorador Naranja, de la que no se sabe casi nada. Sus historias son, sin duda, las más ridículas de todas que adornan el peculiar microcosmos castanediense.


Nury Alexander, Explorador Azul

Nombre de pila: Patricia Lee Partin.
Nombres alternativos: Blue Scout, Patricia Partin, “Claude”. A veces Nury aparece escrito Nuri.
Nacimiento: 04/09/1957 Pasadena, California.
Formación: Secundaria sin finalizar. Posteriormente “enchufada” por CC como estudiante en UCLA.
Naturaleza/Función: Scout (Explorador, un tipo de ser inorgánico).

Primer contacto con CC: No se sabe bien, pero de 1977 existen registros que confirman que pertenecía al círculo interno de Castaneda ya en esa época, y en 1978 se cambió oficialmente el nombre, siguiendo la costumbre de las acólitas de CC, a Nury Alexander.

Brujerías reseñables: En el libro de 1993 El Arte de Ensoñar se asegura que Nury Alexander no era un ser humano, sino Explorador Azul, una entidad inorgánica rescatada de una dimensión oscura. CC afirmó que también era hija energética de Carol. Los nuevos discípulos del grupo habían de pasar la aprobación de este “ser perfecto”, “no-humano”, dotado con poderes terribles. Su peor enemigo era Explorador Naranja.

Relación con Carlitos: Sin duda una de las amantes favoritas de Castaneda, sino la que más. Según testigos, la trataba como a una niña desvalida y la mantenía constantemente en un estado infantilizado, asegurando que, a pesar de tener 37 años, en realidad tenía sólo 7. Algunos miembros del grupo han testificado sobre cómo se les ordenaba jugar con ella a las muñecas. Por otra, aunque de puertas afuera CC le atribuía poderes sobrehumanos, estos no le impidieron adoptarla legalmente como hija en 1995.

Relación con Don Juan: Don Juan fue testigo del rescate de Explorador Azul y calculó que tanto él como Explorador Naranja tenían 7000 años. Según dice Castaneda, claro.

Desaparición: Finales de abril de 1998, tras la muerte de CC.

Muerte: Restos mortales encontrados en el Valle de la Muerte en 2003 cerca de su coche, abandonado. El análisis forense confirmó su identidad por el ADN en 2006 y la deshidratación como la causa de su fallecimiento.

Observaciones: Nury fue sin duda la más crédula y vulnerable de las mujeres de Castaneda. Hay serios indicios de que su patética muerte fue debida a que CC le dijo en una ocasión que “si quería encontrarse con el nagual, debía lanzarse a toda velocidad con su coche al interior del desierto“.


Tycho Thal, Explorador Naranja

Nombre de pila: Premajyoti Galvez y Fuentes.
Nombres alternativos: Orange Scout, Nayely Tycho Aranha Thal.
Nacimiento: México.
Formación: Estudios en UCLA sin finalizar.
Naturaleza/Función: Scout.

Primer contacto con CC: A principios de los 90. Detalles desconocidos.

Brujerías reseñables: Se supone que Explorador Naranja fue una entidad inorgánica, como Explorador Azul —a quien no soportaba— y con quien fue rescatada al mismo tiempo.

Relación con Carlitos: Castaneda se refiere en sus libros a los exploradores naranjas como leprechaun, seres inorgánicos bastante indeseables que se hacen pasar por otros organismos, suplantándolos. Por otra parte, habla mucho más en sus libros de Explorador Azul que de este otro personaje. No se sabe hasta que punto CC tenía afecto por esta mujer o si simplemente la toleraba por su relación con las brujas.

Relación con Don Juan: Se supone que es rescatada más o menos a la vez que Explorador Azul y que Don Juan hace algunas observaciones sobre su edad, otorgándole 7000 años. Si CC lo dice, será verdad.

Desaparición: En 1997, un año antes del fallecimiento de CC, abandonó la universidad sin pagar la última factura y dejó de aparecer por los seminarios de CC.

Muerte: ¿?

Observaciones: Existe muy poca información sobre esta mujer, aunque está documentado que cuando solicitó su cambio de nombre en 1993 puso a Florinda como madre. También figura como traductora al español de El Arte de Ensoñar.


LAS TENSEGRITIVAS

Se me ha de perdonar el palabro, pero no encuentro otra manera de describir a las otras dos mujeres, Kylie y Talia, que fueron centrales en la vida de Castaneda y que desaparecieron con él. Ambas se incorporaron al grupo más tardíamente que las otras y fueron monitoras de Tensegridad, el dichoso arte marcial aparecido de repente de la nada, aunque el propio CC asegurara que resume 25 generaciones de tradición tolteca. En el siguiente video podemos ver a la primera de ellas en primer plano mostrándonos algunos movimientos:


Kylie Lundahl

Nombre de pila: Kylie Lundahl.
Nombres alternativos: ¿?
Nacimiento: ¿?
Formación: ¿?
Naturaleza/Función: Líder de las Chacmool.

Primer contacto con CC: A través de Florinda, quien supuestamente se la encontró en Noruega. Pero está sin confirmar.

Brujerías reseñables: Monitora de Tensegridad. Aparece en varios videos de esta, ejem, disciplina tolteca. Por otra parte, era la jefa de las Chacmool, nombre que según CC recibían unos antiguos guerreros centroamericanos… y también un grupo de “guerreras” al servicio de CC, pero a distinto nivel que las Brujas o las Exploradoras.

Relación con Carlitos: Según Castaneda, Kylie y Talia eran parecidísimas de carácter, hasta el punto de reforzarse mutuamente lo bueno y lo malo cuando estaban juntas. Malas lenguas comentan al respecto que CC tenía debilidad por las mujeres atléticas de rasgos masculinos, y que ese era el principal motivo de haber incorporado tanto a Kylie como a Talia.

Relación con Don Juan: Ninguna.

Desaparición: Finales de abril de 1998, tras la muerte de CC.

Muerte: ¿?


Talia Bey

Nombre de pila: Amalia Monserrat Marquez Marin.
Nombres alternativos: Amalia Marin, Amalia Marquez, Talia Marin Bey.
Nacimiento: 4/4/1955 San Juan, Puerto Rico.
Formación: Empresaria.
Naturaleza/Función: Administradora de Cleargreen Inc.

Primer contacto con CC: Amalia dejó sus negocios tras leer a Castaneda y se acabó incorporando al grupo en USA, probablemente a principios de los 90.

Brujerías reseñables: Monitora de Tensegridad.

Relación con Carlitos: En 1995 CC la convirtió en la presidente y directora de la empresa que comerciaba la Tensegridad, Cleargreen Incorporated, lo que indica considerable confianza en su lealtad y capacidades. Según la partida de fallecimiento de CC, en los que figura como su nieta, fue la encargada de recoger sus restos mortales.

Relación con Don Juan: Ninguna.

Desaparición: Finales de abril de 1998, tras la muerte de CC.

Muerte: ¿?


¿Qué fue de ellas?

Excepto en el caso de Explorador Azul, cuyo cadáver apareció en el desierto, todas las demás mujeres están desaparecidas. Así es que, hasta ahora, en el apartado “Muerte” casi siempre hemos respondido con interrogantes. Sólo se puede especular.

Ya en el momento de la desaparición, la Policía no se esforzó en la búsqueda de estas mujeres por un motivo muy sencillo: (casi) ningún familiar las echó de menos, porque habían roto todos sus lazos fuera del grupo. Sólo el hermano de Talia insistió, pero la policía no consideró que el caso mereciera la pena hasta que se halló el cadáver de Explorador Azul en el desierto, varios años después.

Quedan, por tanto, pocas opciones. Pero tampoco podemos saber si todas las mujeres siguieron escogieron la misma o cada una tomó su propia decisión.

  • Jubilación: Una vez muerto Castaneda, nada de lo que le rodeaba podía seguir sosteniéndose. Lo correcto habría sido desaparecer para siempre y no marear más el asunto, envejeciendo tranquilamente en algún pueblo de Nuevo México.
  • Suicidio: Si realmente estas mujeres estaban tan absorbidas por su maestro, no es de extrañar que sus vidas dejaran de cobrar sentido y se plantearan el suicidio. Mucha gente así lo cree.
  • Salto Cósmico: Un auténtico seguidor de Castaneda se plantearía arrojarse a un abismo —u otra locura similar— para así acceder al nagual, aunque el resultado más común en estos casos suele ser una muerte miserable.

Creo que en el caso de las brujas la opción escogida fue la “Jubilación”. Si realmente, como todo apunta, participaban de las mentiras de su maestro conscientemente, es la opción más inteligente. La intuición me dice que es el caso también de Explorador Naranja, que por algún motivo no acabó de tragarse el cuento y supo marcharse a tiempo.

La opción “Salto Cósmico” fue la que escogió Explorador Azul, con resultados catastróficos. De las otras dos mujeres, Kylie y Talia, es difícil adivinar sus intenciones. En cualquier caso, sólo son especulaciones.

23 comentarios Ir al formulario  RSS de estos comentarios

Malísimo el artículo, despreciable. Totalmente tergiversado.

Comment by Loco64 — 15 abril, 2012 @ 19:59

Loco64: y los Reyes Magos son los padres. La carta se la quedan ellos para leerla, y así saben qué regalos pediste.

Comment by Alberto V. Miranda — 15 abril, 2012 @ 20:31

Me lo he pasado muy bien leyendo este artículo, al igual que con su predecesor (que no me parece tan flojo).

Como curiosidad, las dos mujeres que aparecen en el vídeo que enlazas con “Kylie Lundahl” en primer plano son las hermanas “Renata Murez” y “Nyei Murez”, que actualmente siguen viviendo del mismo cuento como podéis comprobar en el siguiente enlace:

http://cleargreendreamingtogether.com/updates/interview-from-sein-magazine-nov-2011/interview-from-sein-magazine-nov-2011-span/

Otro vídeo de sus andanzas, lo podéis ver aquí:

http://www.youtube.com/watch?v=BBsJzt24J-c

Comment by Solimán — 14 mayo, 2012 @ 23:31

Gracias por la info. Y perdona que no te saliera el comentario, pero por defecto el sistema censura los comentarios que tienen más de un enlace, para evitar el SPAM.

Comment by Alberto V. Miranda — 15 mayo, 2012 @ 7:36

alberto:fiera de los epitetos que invariablemente repite despues de cada una de sus personalisimas interpretaciones , no he encontrado una sola, ni una sola, referencia al contenido de lo transmitido por don Juan a travez de carlos castaneda.evidentemente, es mas util criticar desde la lectura de algunos parrafos de las enseñanzas de don juan(libro que no esta entre los mas logrados, ciertamente)qie sentarse y leer mas profundamente.lo que CC trato de transmitir fue un concepto energetico, en forma bastante pobre, debo admitir, pero de todas formas superior a toda otra concepcion del mundo.
basicamente plantea una version de la teoria de las cuerdas, pero visto desde el punto de vista subjetivo, esto es desde como ve el ser humano estas cuerdas, de extension infinita, y como una fuerza dual las modifica constantemente.este conocimiento abarca , quizas, decenas de miles de años de experimentacion percetual, y solo en los ultimos años , la ciencia oficial reclama como suyos estos enunciados.
resumirse esto en tan pocas palabras es , claramente , un intento vano de acercarle a los verdaderos postulados de las enseñanzas de don Juan.pero bueno, si de verdad quiere entender, bastaria con que lea “el fuego interior” y la conceptualizacion de como el ser humano maneja estas cuerdas o fibras luminosas.
amen de que CC podria tener cuantas mujeres quisiera, que no ha jurado celibato ni nada por el estilo.
Atte, fabian de dios

Comment by fabian de dios — 12 junio, 2012 @ 12:58

Fabián, tras leer su reflexión sobre las supercuerdas y su relación con las enseñanzas de Castaneda, ya le puedo decir a usted que se trae una empanada mental considerable. De tal calibre que no le voy ni a explicar por qué, porque no iba a servir de nada.

Por otra, yerra usted completamente al indicar mi supuesta valoración negativa sobre la “mujerieguez” de CC. Mi crítica se dirige al hecho de que instrumentalizara su carisma como brujo para conseguir y controlar mujeres. Ahí le aseguro que no hay “llibertad total”.

En cualquier caso, le voy a dar a usted mi particular lección de brujería: aprenda a ver las cosas tal y como son, sin fantasías. No me flipe usted con el rollito guerrero ni con los libritos de nadie, y empiece por lo que tiene usted delante de los ojos, que me temo es una caraja monumental. ¿A que parezco Don Juan, eh?

Comment by Alberto V. Miranda — 12 junio, 2012 @ 17:18

Agradezco al inventor de las supercuerdas, esos objetos matemáticos que se llaman así por una analogía musical sobre su manera de “vibrar”, que no las llamara “cuerdas madre”. Porque entonces seguro que aparecería un montón de gente (con una empenada mental tremenda, claro) con carteles de “respeta la vida” y “no a la investigación con cuerdas madre”.

Esto viene a cuento de que las cuerdas que describe CC como surgiendo del Centro de la Voluntad (Gurdjieff habla de lo mismo) no tienen aaaabsoluuuutamente nada que ver con esas cuerdas matemáticas, que son básicamente unas ecuaciones muy raras.

Comment by Alberto V. Miranda — 12 junio, 2012 @ 17:25

pues creo que los articulos son algo despectivos… les falta algo no se… pasion de redeaccion me parece algo aficionado………como en el colegio…. copie y pegue lo que se encontro. no veo una critica desde la practica.
cualquiera puede criticar cualquier cosa sin bases ni fundamentos… a la final no todos tienen la enteresa para enfrentarse consigo mismos. que se le hace__???
el resto se quedan admirando o juzgando lo que hacen los demas…
todos los toros son mansos desde la barrera………

Comment by caliche — 13 noviembre, 2012 @ 16:57

Pues estamos tranquilos, aquí en Astropuerto, sabiendo que un prodigio intelectual como usted ha venido a enmendarnos la plana y hacernos adoptar la actitud correcta. Sólo hay que ver el estilo y la clase con los que se expresa usted, y su suprema habilidad para deducir que aquí nos dedicamos al copia-pega. Hale, ox, ox; fute, fute. Que me llena la revista de puntos suspensivos.

Comment by Alberto V. Miranda — 14 noviembre, 2012 @ 17:07

He leido el artículo con especial interés. Yo leí la mayoría de la obra de Castaneda desde las Enseñanzas de Don Juan hasta El lado activo del Infinito. También tuve la oportunidad de leer a Taisha Abelar y a Florinad Donner con sus respectivos libros. Fuí también a un taller de tensegridad en la Ciudad de México hace muchos años. En lo particular, me parece que los mejorese libros (para mi los tres primeros), fueron escritos en una biblioteca pública donde accedió a una enorme cantidad de información a la cual le fué dando una línea conductora sobre la base de la magia. También he visto que era un manipulador tremendo y que las mujeres con las que se rodeó fueron mas bien víctimas de su proceder. Ya el mito castanédico fué desenmascarado en parte en la década de los 70 cuando no pudo responder por qué los Indios Yaquis no usan el “mezcalito”. Castaneda, al final, era lo que en inglés describen como “con man”.

Comment by Rodrigo — 3 marzo, 2013 @ 14:53

Que tal Alberto

He leído tu articulo con singular interés, también soy de los muchos que ha leído a Castaneda (todos sus libros) y estuve impactado un buen tiempo, tratando siempre de ser exceptico, me he chutado las criticas buenas y malas que han recibido sus enseñanzas.

Bueno pasando de eso, me agrado tu artículo y me gustaría conocer tu punto de vista sobre otro clan de Brujos de México, el cual se ha dado a conocer con el libro “Nerea” de Enrique Rojas Paramo (ya esta a la venta Nerea 2, pero no lo he leído), tienen mas o menos la misma linea que el clan de Castaneda, y lo interesante aquí es que ellos afirman conocer a Castaneda y a su clan, con los cuales claro no tiene relación debido a sus acuerdos de clanes (seguro que esta parte estáis riendo), pero dejando de eso, si haces un post me avisas y me daré otra vuelta por Astropuerto (mira que mejor la guardo en Favoritos porque después se me olvida).

Saludos desde Oaxaca, México.

Comment by Benjamin — 5 abril, 2013 @ 2:53

Me ha gustado tu artículo. Siempre había deseado conocer qué les había sucedido a las brujas. Ya lo sé. Excepto la exploradora azul (Castaneda se metía en líos cuando trasformó al ser rescatado del mundo de los Inorgánicos en una ser de carne y hueso con partida de nacimiento en un condado USA de esta realidad) todas las demás, viven tranquilamente bajo una nueva identidad, que para eso son brujas avezadas y para ellas eso es un juego de niñas. Hay que tenerlos blindados para hacer esa maniobra que hizo con la pobre Nuri y pretender que alguien se lo creyera. Otro tanto, con la sospechosa desaparición de Carol Tiggs y sostener que había regresado del infinito cuando se había inscrito en una escuela técnica de su barrio. Pero el tío (CC) tenía tanta credibilidad que todavía hay quien se lo cree. Una vez dicho esto y leído el libro de Amy Wallace (y casi todo lo que ha salido sobre el tema) debo reconocer que aquel grupo sino era una secta se le parecía mucho. Sin embargo, los libros de CC son de una coherencia indiscutible, de un valor para desarrollo personal auténtico y, sin duda, con el intento centrado en la búsqueda de la libertad, hasta que se encontró con el Desafiante y le enseñó los pases mágicos. Ahí término la leyenda y empezó el desvarío. Me quedé anonadado, cuando después de leer el último libro suyo, vino con el cuento de la tensegridad junto a la aseveración de que había que olvidar los libros. ¿Hay salida? Leemos en el Lie Tzi (Libro del Vacío) que hay quien es apto para sólo trasmitir y otros son aptos para practicar y llegar a las metas de lo transmitido. Te estoy muy agradecido por aclararnos el pegajoso asunto de las brujas.

Comment by Juan Garcia Perez — 10 abril, 2013 @ 14:42

Un artículo con buena información. Sin embargo, bastante parcial. La obra de CC no es científica, pero tampoco pretende serlo. Si bien él, sus seguidoras y su vida son cuestionables, el contenido de su obra también tiene mucho valor desde muchos puntos de vista. No se trata de creer textualmente en lo que dice, y si no lo crees, juzgar al autor como un cretino. Al igual que si lees El Señor de los Anillos, no te lo necesitas tomar literalmente para disfrutarlo y sacar algo de la lectura. Conceptos como “perder la importancia” o ideas como la cuestionabilidad de que en ésta época se imponga la ciencia sobre el espíritu me han parecido muy acertadas (cuestiones que por cierto comparten ambas obras, ahora que lo pienso).
Aún, no me tomaría el tiempo de escribir esto si no hubiera leído los comentarios. Quizas le falta al autor “perder la importancia”, precisamente, para que no tenga la necesidad de burlarse de cada opinión que no está de acuerdo con él. Así podría haber hecho un articulo mas imparcial.

Comment by Hersch — 13 septiembre, 2013 @ 21:29

Hay muchos exseguidores frustrados de Castaneda que se deleitan en encontrar fallos y errores en lo que muchisimas personas han encontrado gran ayuda. Se necesita gran energia solo para hablar del conocimiento, y muchisimo mas para poder aprovechar algo de ello. Con tu crítica y tu investigación lo que demuestras es ser un ignorante incompetente y envidioso. Ni en millones de años lograras acercarte a Carlos Castaneda.

Comment by fran — 23 septiembre, 2013 @ 1:00

Hola Alberto.
Muy interesante la explicacion. Me hubiera gustado que fuera de otra manera pero yo ya hace tiempo que no me aferro a ningun idolo y me guio por el instinto para buscar la verdad con libertad.
O sea que segun tu expones C C es poco menos que el lider de una secta. Un listo que plenamente consciente urde una trama para beneficio propio. Entonces deduzco que ¿ D.
Juan es un recurso literario que nunca existio?
Pero lo que si tengo claro es que mucho de lo que expone en los libros es real, lo esencial es que somos entidades energeticas y que la salud es el restablecimiento energetico del bache que es la enfermedad. Imagino que CC debio de chupar del chamanismo tolteca.
¿Sabes si es asi?
Y en caso afirmativo ¿sabes de alguna publicacion seria que trate ese tema?
Muchas gracias y saludos.

Comment by Lola — 2 noviembre, 2013 @ 20:50

Buen día, hola a todos;

Es sin duda, un buen trabajo de recopilación de información, aunque cabe destacar que la información en Internet no siempre es viable, en cuanto a el asunto de los Castañedas, tomemos en cuenta que hay gran parte de la información cultural que es ocultada por el simple hecho de que la gran mayoría no esta preparada para afrontarla, es muy banal llamarla amantes, y no a modo de critica puedo finalizar que muchas personas no an realizado una investigación del misticismo adecuada, sabían que para manejar estas enegias se debe retener los líquidos seminales, esta prohibido la derramacion de los mismos, por ende el sexo no es un acto de estos seres superiores, presumo a la gran mayoría no le gustara este termino ya que la sociedad siempre te a dicho que una vida feliz es teniendo una familia procreando hijos, hijos humunculos ya que sin estar consciente del magnetismo en los líquidos seminales al derramarlo para procrear se pierde la energía, creando claro esta un cuerpo sin la coneccion con el alma, por ellos, los humanos buscan y buscan gurus, al sentirse vacíos por no tener su coneccion astral consigo mismos, es un error llamar ese movimiento una secta, como otro error llamar a estas mujeres amantes de Castañeda.

Nada nos ara comprender mas de nosotros mismos en la búsqueda interna, aplicando la renunciacion a todo (EGOS).

Los secretos permanecerán guardados en los planos astrales solo para quien se los gane, y este trabajo puede tomarse mas de una docena de vidas.

Para nada debería tomarse este mensaje como ataque u ofenda, solo es una perspectiva distinta.

El paso numero uno para entrar al camino de la iluminación es escuchar, reconocer y disuadir las voces, sin embargo recordemos que solo solemos aceptar los que le conviene a cada cual o tal ego que nos domina en cierto momento en nuestras vidas.

Búscate a ti mism@ internamente antes de emprender una búsqueda afuera.

Gracias.

Comment by Hebi no Kiba Castañeda — 15 agosto, 2014 @ 17:39

Toma ya

Comment by troncro — 15 agosto, 2014 @ 23:12

Si alguien tiene dudas sobre la intervención de “Hebi no Kiba Castañeda”, si ésta era expresamente en referencia a este artículo, o si tenía intención de intercambiar ideas… La respuesta es NO, y lo prueba el copy/paste de su intervención en (al menos) esta otra web: http://ow.ly/AA2bS

Comment by Solimán — 21 agosto, 2014 @ 18:58

Si solo estas usando el 15% d tu cerebro, solo percibiras el 15% d la realidad…
Yo no me atrevería a lanzar suposiciones sobre Castaneda… Le conoció? Conoce a alguna d las mujeres y tb hombres q le conocieron? Personalmente? Conozco a un aprendiz directo suyo… T intetesa conocerlo? T haría una lectura d aura, como me hizo a mi sin conocerme, como para romper algunas fijas creen ias… Si t interesa… Y

Comment by SeuSen — 27 enero, 2015 @ 15:09

Me temo q el. Camino d la verdad no está abierto a curiosos… Hay q entrar entero…

Comment by SeuSen — 27 enero, 2015 @ 15:13

Que mala interpretación, denota odio y sentimientos negativos sobre la obra de Carlos. Este señor no conoció a Carlos, y a pesar de que seguramente ha ensoñado -pues todos los seres humanos lo hacemos todo el tiempo-, niega una realidad que no es capaz de ver y aceptar. Como puede opinar sobre algo que no vivió ni experimentó? Bueno. La verdad, su artículo no importa nada en absoluto.

Comment by Shuwer David López — 2 febrero, 2015 @ 23:00

Primer error mis pobres amigos. Mucho habla. Y seguro ustedes no mueven ni un dedo. Y si se las tiraba pues que rico. Ya quisiera yo a eses linduras. Pónganse a practicar alguna disciplina en vez de estar en la red de celocillos.

Comment by Slaperman — 21 octubre, 2015 @ 20:36

Lo que mejor define al vividor Castaneda es Chamán de Plástico. El Chamán de Plástico se aplica a las personas que están tratando de hacerse pasar por chamanes, o líderes espirituales tradicionales, pero que no tienen conexión genuina con las tradiciones o culturas que dicen representar. En algunos casos, el “chamán de plástico” puede tener alguna conexión cultural genuina, pero explotará ese conocimiento para satisfacer su ego, el poder o el dinero.

Comment by Carlitos el sudaca — 30 agosto, 2016 @ 13:38

Deja un comentario

(requerido)
Si te ha gustado este artículo, puede que te interese también
10 abril, 2012
A día de hoy es sólo una hipótesis, pero de lo más interesante: La DMT, uno de los alucinógenos más potentes que existen, es producida por la glándula pineal y a lo mejor, horror, estamos colocados todo el rato. O no.
2 abril, 2012
La hipótesis Sapir-Whorf asegura que el lenguaje condiciona nuestra percepción del mundo. Si es correcta, entonces los indios Hopi viven fuera del Tiempo.
17 octubre, 2011
No cabe la menor duda: el modelo de 8 circuitos de Timothy Leary es pseudociencia. Es posible que ninguno de los aspectos de esta teoría tenga un mínimo de veracidad. Eso no impide que contenga puntos de vista de lo más interesante y que sugiera especulaciones de largo alcance sobre la naturaleza de la psique y del cosmos que creemos conocer.
 
Astropuerto es una revista online fundada en 2011 y coordinada por Alberto V. Miranda.

Esta revista es plural y respeta la libertad de expresión de sus autores y colaboradores; en ningún caso se responsabiliza de la información y opiniones expresadas por estos.

Cada artículo aquí publicado es propiedad de su autor o autora y no puede ser reproducido sin permiso explícito por escrito.
Facebook Way of Living  
Política de Cookies

Astropuerto funciona con WordPress

Tema visual 'Astropuerto' creado por Voet Cranf

Contacta con nosotros por email