1 marzo, 2012

El mundo de los superhéroes suele ser ñoño y solemne, y desde que Alan Moore entró en el negocio, cada nuevo personaje viene de serie con una pátina de pseudointelectualidad. Afortunadamente hay excepciones y todavía quedan personajes que se limitan a las tripas y las risas.

Menuda idiosincrasia

Mi amable lector/a: a ti que te gusta más la sangre que la horchata, disfrutarás un montón con Lobo.

El señor Lobo, también conocido como El Hombre, es el último de los czarnianos. Es, efectivamente, el último, ya que a los demás miembros de su especie se los cargó el solito. Físicamente viene a ser una combinación entre El Increíble Hulk, Gene Simmons (el cantante de Kiss) y Frank Zappa. Trabaja como mercenario interplanetario dando caza a los asesinos y criminales más peligrosos y lo adecuado es no cruzarse en su camino, ya que te matará por placer. Eso si no eres la única persona a la que parece respetar y apreciar sinceramente: Ramona, la peluquera que en sus ratos libres gestiona encargos para cazarrecompensas como él. Lobo también tiene debilidad, cosa curiosa, por los delfines.

Sus interjecciones favoritas son “Frag” y “Gizzo Fyital”, que se supone que es el nombre de un dios czarniano, y su arma favorita, un gancho atado a una cadena que normalmente lleva enrollada en el antebrazo. Pero no le hace ascos a otras armas blancas o de fuego.

Pequeña biografía

Como muchos otros personajes de cómic norteamericano no nació como personaje independiente. Hay que ir tan atrás como 1983 para ver su primera aparición en la serie Omega Men, y en origen no era ni mucho menos tan salvaje y surrealista como cuando tuvo su serie propia.

Y eso ocurrió en 1990, cuando fue guionizado por Alan Grant y dibujado por Simon Bisley, dos auténticos pesos pesados. Entre ambos convirtieron a Lobo en una mala bestia cuyo nivel de violencia y bastardez no parece tener límites. Y eso es lo que hace maravilloso a este personaje. Es tan extremada, irreal y absolutamente violento que roza y sobrepasa el esperpento y la autoparodia. No es violento: es trans-violento. Digamos que tiene más que ver con Mortadelo que con La Naranja Mecánica.

Elegid con cuidado

De todos modos, pongo sobre aviso, es un personaje irregular que ha sido abordado por distintos dibujantes y guionistas con resultados infames en muchas ocasiones y mediocres en la mayoría de ellos. Con lo que coger un número de Lobo al azar no es garantía de nada. Así que procedo a recomendar, aquellas historias que recuerdo con un nivel mínimo garantizado de tripas y risas:

Lobo’s Back (1992): el título es un juego de palabras ya que significa a la vez El Retorno de Lobo y La Espalda de Lobo. En esta serie de cuatro números Lobo, durante un trabajito encargado por Ramona, es asesinado y enviado al Infierno. Tras montar la marimorena es enviado al Cielo a ver si allí lo aguantan y, tras montarla todavía más gorda, consigue bula divina de tal modo que a partir de ese momento no podrá morir más. Delicioso, brutal. Un amigo mío no pudo acabar de leerlo porque decía que le daban ganas de matar. Las imágenes de arriba están sacadas del segundo número de esa historia.

Infanticidio (1992): los miles de hijos ilegítimos que Lobo ha dejado por ahí deciden montar un ejército para matar al joputa su padre, que les abandonó de mala manera. Lobo no tendrá más remedio que cargarse a sus propios hijos hasta no dejar ni uno, tarea que realizará con gran placer. Tan salvaje o más que el anterior. 4 números.

Contrato Sobre Gawd (1994): un grupo de monjes contrata a Lobo para que mate a su dios, Gawd. Miniserie de 4 números.

En la Silla (1994): Tras una de sus matanzas Lobo decide ir al peluquero, donde se queda dormido. Momento en el que una panda de criminales, muy pero que muy inconsciente, decide jugar a los peinados con él. Hasta que despierta, claro. Número único.

Especial Navidades Paramilitares (1991): Un número único en el que el conejo de Pascua contrata a Lobo para que se cargue a Santa Claus. Violencia a raudales y una visión de los entrañables personajes muy poco entrañable. Un estudiante de cine hizo un corto basado en esta historia y, la verdad, está muy logrado. Está en youtube con subtítulos: parte 1 y parte 2.

La Ardiente Cadena del Amor (1992): Donde es contratado por Ramona para buscar a a una prostituta en un planeta-harén propiedad de un rajá impotente que no puede satisfacer a ninguna de sus concubinas desde hace varios años.

El Último Czarniano (1990): Aquí es contratado por L.E.G.I.O.N. para transportar y proteger a un prisionero y, una vez que ha dado su palabra (Lobo NUNCA rompe una palabra dada) se encuentra con que el prisionero es otro Czarniano: en concreto, su profesora de EGB. Miniserie de 4 números.


Debo reconocer que hace mucho tiempo que le he perdido la pista al personaje, con lo que muchos números no los he leído y puede que estén tan bien o más que estos que recomiendo, un tanto antiguos todos. De todos modos, estos que recomiendo, insisto, son de calidad garantizada.

Y en caso de que quieras buscar más o contrastar opiniones, esta página dedicada tiene una selección muy extensa de los cómics de Lobo puntuados según los criterios de guión, humor y violencia.

No hay comentarios Ir al formulario  RSS de estos comentarios Trackback URL
Deja un comentario

(requerido)
Si te ha gustado este artículo, puede que te interese también
26 abril, 2012
Gestionar un personaje de ficción no es tarea fácil: intereses de todo tipo, a veces ocultos a los ojos del público, condicionan su historia. Sólo así se explica una trayectoria como la de Superlópez.
4 mayo, 2012
En todas las formas de arte hay implícita ideología, incluso hasta en las que parecen pura evasión. Aquí comprobaremos que quizás Tintín es algo más que un inocuo personaje juvenil.
 
Astropuerto es una revista online fundada en 2011 y coordinada por Alberto V. Miranda.

Esta revista es plural y respeta la libertad de expresión de sus autores y colaboradores; en ningún caso se responsabiliza de la información y opiniones expresadas por estos.

Cada artículo aquí publicado es propiedad de su autor o autora y no puede ser reproducido sin permiso explícito por escrito.
Facebook Way of Living  
Política de Cookies

Astropuerto funciona con WordPress

Tema visual 'Astropuerto' creado por Voet Cranf

Contacta con nosotros por email