5 octubre, 2011

Iniciamos en primicia exclusiva para Astropuerto la publicación de algunos fragmentos del libro de interpretación de sueños que nuestra colaboradora Nélida está preparando para su próxima publicación.

¡Antes de nada!

Si tenéis un dispositivo Android™, teléfono o tableta, os recomiendo esta aplicación absolutamente genial para acceder a los contenidos de vuestra mente profunda, y que ha sido creada por Alberto, el coordinador de esta revista:

Podéis saber más de ella en http://changes.deepware.com o descargarla directamente desde Google Play™ en este enlace: Deepware Changes, el I Ching digital más avanzado.

La CASA es un símbolo muy común

Dentro de los símbolos que aparecen en los sueños, este es uno de los más recurrentes y fáciles de descifrar.

La casa que aparece en el sueño es una alegoría de una misma, mente y cuerpo.

Guía básica para la interpretación

En general, el estado que presente la casa suele dar una idea de lo que ocurre en nuestro interior. Una casa derruida indica algún tipo de lesión, normalmente psíquica. Una casa espléndida, por el contrario, será una buena señal. Esto no se ha de interpretar de modo monolítico. Es muy posible que algunas partes de la casa estén nuevas y otras completamente abandonadas: que haya algunas partes en piedra y otras en acero y cristal. En cualquier caso, las distintas zonas de la casa son interpretables de modo distinto, como se explicará más adelante. El hecho de que sea una casa de campo o un edificio urbano, la casa propia o una ajena, también aporta información.

Como siempre, a la hora de interpretar los sueños tenemos que recurrir a la fórmula infalible de preguntarse: ¿Qué significa esto PARA MÍ?. Si vives en una casa nueva, pero en tu sueño aparece aquella en la que te criaste, el sueño puede estar refiriéndose al contexto emocional en el que vivías en aquel tiempo, sea bueno o malo.

Otras veces la casa soñada no es la propia, sino la de otra persona. Eso no significa necesariamente que el sueño se refiera a una persona distinta a nosotras; puede estar hablando de una misma. Pero en ocasiones parece que el sueño recurre a otra casa por lo que su dueña o habitante supone para nosotros, o simplemente porque aquella es más adecuada que la nuestra para concretar el contenido simbólico del sueño, o porque la conocemos con tanta familiaridad que la podemos considerar casi propia. Puede haber muchos motivos, pero si no los encontramos, tampoco tiene mucha importancia. Lo importante es el mensaje.

Si la casa soñada es “la casa de nuestros sueños”, el sueño puede estar refiriéndose al ideal de lo que somos, un mensaje del inconsciente indicándonos con claridad que es lo que de verdad queremos llegar a ser.

Las distintas zonas de la casa

Según en que zona o zonas de la casa transcurra el sueño podemos darle un significado más concreto. Del mismo modo que los arquitectos de la antigüedad, los sueños reflejan en sus construcciones analogías obvias con el cuerpo humano. Unos ejemplos:

  • Un desván o una zona bajocubierta representa la parte más alta de la casa, y también del cuerpo. No simboliza tanto la cabeza física como la imaginación, la propia mente y la capacidad de elevarse sobre las cosas mundanas.
  • El sótano, o aquellas puertas que puedan haber en las oscuridades de un portal, denotan el inconsciente y aquellas partes reprimidas o descuidadas. No son raros aquellos sueños en los que entramos en un sótano oscuro y polvoriento y encontramos algún tipo de objeto valioso: suele ser una buena señal.
  • Otras partes de la casa se pueden relacionar con el cuerpo por su función: cocina y baño representan la alimentación y la eliminación/higiene, respectivamente. Lo que en ellos ocurra puede ser significativo.
  • La escalera o el ascensor (en singular o en plural) muchas veces vienen asociados a la columna vertebral, y no sólo a un nivel puramente físico. La espalda somatiza rápidamente todos aquellos estados psíquicos que implican tensión.

Respecto al sueño con escaleras contaré uno de los muchos que tuve: en una ocasión me acosté con la espalda muy dolorida. No tarde en dormirme, sin embargo, y todo lo que recuerdo de esa noche fue un sueño en el que me dedicaba a subir y bajar las escaleras de mi edificio resolviendo problemas entre vecinos, que no dejaban de gritar desde sus descansillos. Aunque el sueño fue agotador, surgió efecto y, yo fui la primera sorprendida, me levanté con la espalda como nueva.

Descubriendo partes nuevas de la casa

Una de las cosas más bonitas que puede pasar a la hora de soñar con la propia casa es descubrir habitaciones nuevas o, más increíblemente aún, “redescubrir” habitaciones que habías “olvidado”. Es frecuente que al redescubrir una habitación o encontrar una puerta nueva en la propia casa, nuestro propio razonamiento inventado para explicarla es del tipo: “¡No me acordaba que tenía esta habitación aquí! ¿Cuánto tiempo hace que no entro? ¿Por qué seré tan tonta que no la uso?”.

Tanto en el caso de descubrir lugares nuevos como de “redescubrirlos”, lo que estamos haciendo es acceder a experiencias o aspectos de nosotras mismas que teníamos olvidados o descuidados. En mi caso, es habitual que encuentre bibliotecas “olvidadas” desde hace muchos años. A veces contienen libros relucientes. Otras, los libros se deshacen al tocarlos. Pero esto es asunto para otro día.

La casa sin límites

Hay veces en los que no sólo encontramos habitaciones nuevas, sino que se hace difícil determinar dónde empieza y dónde acaba la casa en la que estamos. Puede darse el caso de que una habitación conduzca a otra, y a otra, y a otra, de tal modo que nos podemos mover con libertad por las casas de los vecinos. En otras ocasiones, zonas comunes como el portal o el patio de luces están compartidos, llenos de muebles, y de gente que entra y sale.

En general el significado de esta pérdida de límites debería ser positivo, aunque está muy condicionado por nuestra propia actitud en el sueño (y por la de los vecinos). El hecho de que una casa no esté cerrada es una señal de que no estamos aisladas y que estamos conectadas con los demás. Quizás indique una victoria sobre nuestro egoísmo.


CASO REAL: La niña escondida debajo del suelo

mi esposo tuvo un sueño recurrente sobre una casa nueva, aparte de la nuestra, la segunda ocasión soño que fuimos a hacer limpieza, pero la parte baja estaba muy sucia, y abajo de una tabla una niña quien decia que habían entrado a robar y se habían ido varias personas. que puede significar?

Siguiendo las indicaciones que he dado en el texto, que no te debes tomar de modo literal ni definitivo, cuándo más abajo la zona de la casa de que se trate, se refiere a zonas cada vez más profundas e inconscientes de la persona.

En este caso creo que te refieres a la planta baja, que no deja de ser una zona consciente. la niña es muy significativa, en el sentido de que representa, además de la infancia, sensibilidad femenina y pura, el ánima (en el sentido junguiano) de tu marido: simbólicamente se asocia a la luna, y por tanto, las emociones o las relaciones.

Creo que se refiere a algún tipo de hecho traumático que ocurrió durante la niñez de tu esposo que implicó algún tipo de abuso o separación; o simplemente la pérdida de la confianza en determinadas personas, o en la gente en general.

La edad de la niña en el sueño seguramente representa el momento exacto en el que ocurrió.

Es probable que tu esposo se acuerde de ese momento, o sea capaz de recordarlo. de todos modos, la niña no está dañada, sino escondida, lo que da la idea de que fuere lo que fuere lo que ocurrió, tiene remedio.

CASO REAL: Una piscina dentro de la casa

Soñé que estaba en mi casa pero mi casa no es así. Estaba en la habitación y tenia una piscina, pero en el fondo como en una planta baja, además es como si no tuviera escaleras para bajar. La habitación está como si las persianas estuviesen a medio cerrar y de la piscina sale como un color azul-verdoso y se refleja en toda la habitación, todo es como de color azul-verdoso, y yo suelo asomarme mucho a ver el agua. Lo curioso de este sueño es que ya van como la friolera de siete veces y siempre sueño con la misma casa y la misma habitación. Suelen variar las personas que me acompañan y el de hoy ha sido muy extraño porque me metía en el agua, creo que es la primera vez que me meto en la piscina. Esta vez mi casa se comunicaba con la de un hombre, mi vecino, en un momento del sueño nos empezamos a besar y acabamos en la piscina haciendo el amor, luego como si de una película se tratara aparecemos en la cama y se acabó el sueño. Lo curioso es que el hombre me trataba con mucho afecto pero no dijo nada en todo el sueño.

Es un sueño interesantísimo. El agua, como la luna, representa emociones y también las relaciones con otros seres humanos. El hecho de que esté dentro de tu propia habitación implica que está hablando de tus emociones profundas y de tus necesidades más básicas, del mismo modo que se representa en el hexagrama 48 del I Ching, “El Pozo” (búscalo y léelo).

Es muy importante valorar las condiciones del agua. Deduzco de tu sueño que es agua inmóvil que además es azul-verdosa, como si estuviera estancada o parcialmente estancada, con algas creciendo en ella. Pero a la vez contiene luz suficiente (detalle muy importante) como para alumbrar tu habitación. El detalle de que en esta última ocasión te acuestes con el vecino no deberías tomarlo como algo literal respecto a él, aunque no sé cuál es tu relación en la vida real. Pero en cierto modo parece que el hecho de haberte sumergido, metafóricamente, en tus emociones te ha servido para encontrar alivio, en este caso de tipo sexual.

El mensaje es bastante claro, y tiene que ver con la satisfacción de necesidades emocionales básicas, que pueden estar relacionadas o no (no hay que ser demasiado literal) con tu propia sexualidad. Para ello es necesario un trabajo prolongado de introspección que no se lleva a cabo en unos días, semansa o incluso meses. Para ello te remito al hexagrama del I Ching que mencioné.

Notarás mejoría en tu trabajo interno en el momento en el que empieces a soñar con aguas más limpias y cristalinas y/o en movimiento (como pueda ser un surtidor). En todo caso, procura analizar en lo posible las características del agua la próxima vez que sueñes con ella. Contiene multitud de pistas.

CASO REAL: Una casa propia para reformar por poco dinero

Hola!! Tengo un sueño que me inquieta por que yo no suelo acordarme de mis sueños y este es la seguda vez que lo tengo , sueño que me he comprado una casa en el campo para reformar por 6.000 euros , la casa es muy grande y esta para reformar pero aún asi me gusta , se la estoy enseñanso a mi familia , y les digo que podriamos vivir todos por que a mi me asusta vivir sola en una casa de campo . Fuera tiene una valla que esta para arreglar , y luefo en el piso de abajo de la casa hay una salida a una calle con comercios , sonde yo tengo un manojo de llaves y sé que se vuelve a entrar por a la casa por una puerta pequeña que hay en una tienda peuqña o un portal , pero pruevo en varios sitios y no la esncuentro ….por la calle me encuentro a un antiguo encargado que me adula , y ya no recuerdo mas.

Encuentro muy significativas dos cosas: que metas a toda tu familia en tu casa y que la valla esté mal. Si asumimos que la casa eres tú misma, el sueño te está indicando que te cuesta poner límites entre ti y los demás.

La búsqueda de la puerta secreta puede señalar la búsqueda de la parte de ti misma que es inaccesible a los demás y sólo conoces tú; pero estás tan mezclada psicológicamente con la gente que te rodea que te cuesta encontrarla. Esto no es necesariamente malo: hay gente que todo lo que recibe lo distribuye entre los suyos y no se queda nada, lo que puede ser una bendición. Otra cosa es que esta situación te incomode o provoque que intenten aprovecharse de ti (la figura del adulador que mencionas).

Te tienes que dar cuenta de una cosa que es esencial: y es que la casa (tú) está por reformar. pero el importe es escaso!!! es decir, que no hay mucho que arreglar y no te va a costar tanto esfuerzo.

CASO REAL: Jardín hermoso en el interior de la casa de un amigo

Llegaba a una casa que en el mundo real siempre recuerdo cerrada. Muy cercana a la de un amigo (con el que en estos momentos no hay buena relación aunque nos hemos querido mucho, él tiene pareja recientemente). En el mundo real la casa no tiene entrada en la misma calle que vive este amigo, pero en el sueño era la puerta de al lado. La puerta está abierta y se ve una estancia amplia y ocupada, solamente, por una mesa donde se encuentran cinco trabajadores (albañiles) y dos armarios grandes y desvencijados al fondo. Mi primer pensamiento es que con lo bonito que es uno de ellos habría que rehabilitarlo, y que por eso estarán ahí todavía. Entro en la casa y paso a una especie de recibidor. También muy amplio. Junto a mí, una señora mayor, elegante y educada a la vez que curiosa, que también quiere conocer la casa. Viene con otra señora que se va. En el hall hay una puerta sin llegar a cerrar y además con la llave puesta. Abrimos la puerta y vemos un gran jardín interior, con árboles en hileras. Es muy bonito. Desde ese jardín casi se puede ver la casa de mi amigo. Yo me dedico a hacer fotos con el móvil, aunque ya es casi de noche y no se ve bien. Hago las fotos con intención de mostrarlas a mi amigo, puesto que desde su casa no se ve el jardín y además él es fotógrafo. Volvemos al hall y la mujer ya quiere irse, pero vemos otra puerta. Tampoco está cerrada y también tiene llave puesta. Yo decido seguir visitando la casa. Justo en ese momento me despierto.

Muchos detalles de los que cuentas se me escapan, como los armarios o las mujeres que están de visita, pero a grandes rasgos la casa, que normalmente está cerrada y por lo que dices, en un primer vistazo al interior está hecha un desastre, esconde dentro un jardín. Parece describir una persona reservada que externa o superficialmente no parece gran cosa pero que interiormente es bella. No sé si se trata de tí misma, aunque es perfectamente posible.

Por otra parte tu actuación en el sueño es muy clara: intentas mostrarle a tu amigo que esa persona que tiene cerca interiormente merece la pena. Si aceptamos que la casa eres tú, quizás describa la actual situación de enajenamiento entre vosotros. Está claro que tú le quieres mucho, pero él está confundido contigo. En cualquier caso el sueño parece una invitación a, cuando el momento esté maduro, a que te acerques a él y le muestres lo que tienes en el interior.

CASO REAL: Una casa con la forma del Zodiaco

Hola. Tuve un sueño que no sé como interpretar, quisiera que me ayudaras. Es muy largo y si en algún momento desperté durante la noche, al volver a dormir, reentré al mismo sueño.

En el inicio del sueño estoy en una casa (la cual he soñado antes pero no recuerdo el contexto del otro sueño), sé que ya he estado ahí, pero no conozco los espacios cuando entro en ellos. Las paredes son amarillo claro y el piso es de mosaico blanco. Es una casa hecha como un gran pasillo que al parecer es una construcción circular porque para pasar de un cuarto a otro, hay que atravesar los cuartos y siempre puedo llegar al principio si sigo caminando entre los cuartos.

Cada cuarto tiene una cama diferente y al parecer, yo sé que cada una corresponde a una persona. Son cuartos muy pequeños, solamente cabe la cama en ellos y un pequeño espacio para caminar de uno a otro. Las camas están pegadas a la pared. Es una casa muy grande tiene muchos cuartos. Creo que dos baños, pero no hay cocina ó sala. La gente que habita en la casa es desconocida fisicamente para mí, pero en el sueño me tratan con mucha familiaridad y me conocen. No sé sus nombres.

Dentro de la casa y cuando estoy con ellos, entra alguien que conozco es un hombre y fue mi superior en un trabajo que tuve. Lleva puesto un sueter de mujer, rosa con azul, lo cual en el mismo sueño me parece muy extraño. Pero solamente me hace la seña con la cabeza de que era la prenda que había disponible y él tenía frío. El sueter tiene las mangas separadas, pero no están rotas, como si así estuviera diseñada la prenda.

Tengo un asunto que hablar con él y quiero discutirlo en el sueño, pero no me deja, sale del cuarto y anda por la casa. Yo lo busco por el pasillo largo entre los cuartos, corro tras de él, pero me cuesta encontrarlo. Durante algun tiempo del sueño, quiero hablar con él, pero no se puede por que hay gente y se aplaza esa plática. Al final del sueño, estamos solos en uno de los cuartos, pero sueña su telefono celular y contesta. Termina en que no logramos hablar nada.

Es un sueño interesantísimo. La casa que describes es, literalmente, el sistema de casas del zodiaco, que se puede representar como doce habitaciones conectadas unas a otras en círculo.

Las personas que aparecen en la casa parecen denotar tus propias subpersonalidades, según el sistema psicológico de la Psicosíntesis, creada por Roberto Assagioli. Según este modelo psicológico, las personas no somos monolíticas, sino que estamos compuestas por un conjunto de relaciones entre subpersonalidades; la psicosíntesis trata precisamente de la integración de estas subpersonalidades en un todo, lo que constituiría el proceso de individuación.

Tal como describes tu sueño, pareces ser una persona con facilidad o tendencia a separar los distintos aspectos de tu vida, de tal manera que están compartimentados. pero esto es sólo intuición femenina. Lo que sí parece claro es que el personaje de tu jefe viene a retratar una parte de ti misma (¡va vestido de mujer!) que tienes dificultades para integrar en el resto. No debes pensar en ese personaje que te rehuye como si fuera precisamente tu jefe, sino aquel aspecto que proyectas de ti misma en la figura de tu jefe. Creo que la manera de superar la desazón de tu sueño es identificar qué tiene tu jefe (al menos que tú percibas) que a ti te falta. Siendo la figura del jefe básicamente patriarcal, podría ser tanto el principio de realidad -disciplina, austeridad, objetividad, planificación- como la voluntad de imponerte -agresividad, asertividad, independencia, lucha-.

En astrología estos principios están representados, respectivamente, por saturno y marte. teniendo en cuenta que saturno es femenino con respecto a marte, y estando tu jefe vestido de mujer, me inclino por el principio de realidad, aunque también podría ser, sin más, una manera de dejar claro que esa figura no es tanto tu jefe como una parte de ti . Si es el principio saturnino lo que rechazas, es posible que lo vivas como rechazo personal a las limitaciones, a la autoridad, a las obligaciones. Pero todo esto lo debes averiguar tú misma; yo sólo sugiero. En el momento que identifiques estas cualidades que te rehuyen, por así decirlo, y que están personificadas en el sueño por la figura de tu jefe, podrás comenzar el proceso de integración de esos rasgos en tu persona. No es tarea de un día.

CASO REAL: Una casa con habitaciones sin utilizar

Me encantaría que me ayudara a interpretar un sueño que se ha repetido en varias ocasiones y me tiene bastante desconcertada. En el sueño,aparece mi propia casa,es decir se que es mi casa pero no se parece en absoluto a la que tengo en la realidad.Tengo conciencia de que es enorme aunque sólo utilizo una parte de ella,es decir yo vivo en una casa preciosa que se continúa con otro sinfin de estancias en las que entro sólo de forma muy puntual.

Las estancias de la “segunda casa” son enormes, decoradas con muebles de lujo y un gusto exquisito,aparecen como muy luminosas aunque no disponen de ninguna ventana al exterior. Siempre pienso en el sueño lo bonito que sería utilizar esas otras habitaciones,porque son preciosas pero no lo hago porque no me dan miedo…y eso es lo que me desconcierta, es como si notase en ellas una “presencia” que me incomoda,por lo que paso por las habitaciones pensando lo bonitas que son pero deseando marcharme. En ocasiones,he soñado que esa misma casa tenía un ático en el que esa sensación desagradable aumentaba,como si la ” presencia” fuera más intensa allí.

No se si servirá a la hora de interpretar en sueño, pero estoy embarazada y quizá tenga algo que ver,aunque el sueño ya lo tenía antes del embarazo.

Hay un primer significado evidente, y es que no estás utilizando la totalidad de la casa; es decir, no estás viviendo la totalidad de tí misma. Sin embargo, no encuentras esas zonas de tu casa abandonadas, sucias o cochambrosas; todo lo contrario: son salas decoradas de manera exquisita. ¿No resulta extraño? Por otra parte, esas estancias producen en ti un efecto desazonante que en principio no tiene lógica, pues además de estar bien decoradas son muy luminosas… aunque sin ventanas. Hay luz, pero no corre el aire.

¿Cuál es el problema con la casa entonces? El problema es que las casas son para vivirlas: es preferible tener una habitación desordenada con muebles de IKEA que se use y disfrute que, por el contrario, una habitación lujosa con muebles bellos pero inútiles que no se puede utilizar a riesgo de estropearla: “pon bayetas debajo de los pies que si no estropeas el parqué”. En definitiva, es una casa más pensada para lucirla delante de las visitas que para disfrutarla.

Mi interpretación del sueño es que has recibido una educación exquisita pero aplastante. Quienes te hayan formado como persona, o tú misma a partir de determinado momento, inculcaron una forma de ser que en principio era ideal, la mejor posible, pero completamente artificial, convencional, autonegadora. Puedes tener una casa para ti o un museo para los demás, pero no ambas cosas. Si esta interpretación es correcta deberías saberlo YA mismo, tras leer el párrafo anterior. Las habitaciones son luminosas y no lucen abandonadas, es decir, eres consciente de esa gran parte de ti misma que, en realidad, es más un injerto de convenciones impuestas por otras personas (o por ti misma en la confusión) que una expresión de tu propia naturaleza.

No es una situación que no tenga remedio, pero no es algo que se solucione e un par de días, o de meses. Es necesario alcanzar las raíces de una misma y saber cuales son las necesidades más profundas que queremos satisfacer.

En cierto texto muy antiguo un párrafo dice: “A la hora de formarnos, es posible que ocurran dos cosas malas: una, que claudiquemos y nos abandonemos; otra, que quedemos atascados en medio de convencionalismos externos. Semejante semicultura es tan mala como la incultura”. Mientras, le voy a sugerir a tu inconsciente -él sabrá, tranquila- que la próxima vez que sueñe con esa casa se dedique, poco a poco, a cambiar los muebles y hacerla más habitable.

Si te ha gustado este artículo, puede que te interese también
13 octubre, 2011
En Astropuerto avanzamos, en absoluta primicia, capítulos del libro de próxima publicación "Guía para la Interpretación de los Sueños". El texto de hoy corresponde al símbolo del coche.
10 febrero, 2012
Tercera entrega de la pequeña Guía de Interpretación de Sueños que nuestra colaboradora Nélida nos está desgranando poco a poco en primicia exclusiva.
5 marzo, 2012
Si alguien te dijera que en tu propia casa puedes mejorar tu salud de manera espectacular con un coste que no llega a 10 euros por sesión, probablemente no le creerías. Sin embargo, el método de Moritz es harto convincente. Y te lo dice quien lo ha probado.
 
Astropuerto es una revista online fundada en 2011 y coordinada por Alberto V. Miranda.

Esta revista es plural y respeta la libertad de expresión de sus autores y colaboradores; en ningún caso se responsabiliza de la información y opiniones expresadas por estos.

Cada artículo aquí publicado es propiedad de su autor o autora y no puede ser reproducido sin permiso explícito por escrito.
Facebook Way of Living  
Política de Cookies

Astropuerto funciona con WordPress

Tema visual 'Astropuerto' creado por Voet Cranf

Contacta con nosotros por email