1 octubre, 2011

Existe un falso misticismo que desvergonzadamente intenta hacer dinero. Otro, igual de falso, se recrea en rechazar el plano material de la existencia. Un tercero lo reduce todo a rituales absurdos. Este personajillo reúne los tres.

Wiley Brooks es un respiracionista estadounidense (además de Señor de los Arcángeles Solares) que ha fundado el Breatharian Institute of America. ¿En qué consiste esto del respiracionismo? En alimentarse exclusivamente del aire sin ingerir alimento sólido o líquido alguno.

Este hombre se hizo famoso en 1981 a través del programa ¡Esto es Increíble!, donde a pesar de llevar años sin comer levantó ante las cámaras diez veces su propio peso (!?) para demostrar su increíble estado de salud. Y desde entonces ha tenido cierta familla.

De hecho, tras aparecer en el programa se dedicó a enseñar su técnica para vivir sin comer ni beber, a través del instituto creado por el mismo, por tarifas módicas que oscilaban entre los 15 y los 25 millones de dólares, aunque parece ser que últimamente ha bajado el precio de sus enseñanzas a unos miserables diez mil dólares.

Entre ellas se explica que comer no es una actividad fisiológica natural, sino un hábito adquirido como fumar. En realidad, el alimento natural del organismo y de todas las cosas del Cosmos es el Aire Puro.

Fijémonos que estamos hechos de células; y éstas de moléculas, luego de átomos, y estos a su vez de partículas. Ni electrones ni átomos necesitan comer, con lo que extrapolando, en un alarde de lógica, se deduce que los organismos complejos tampoco lo necesitamos.

La verdad es que comer es malo para el organismo.

— Pero, (¿puedo llamarle señor?) señor Wiley… ¿Por qué tenemos entonces aparato digestivo?
— El aparato digestivo no es más que un condensador de luz. De hecho, seguro que nunca ha oído hablar de ello, pero le aseguro que el Sol y los planetas tienen gigantescas bocas e intestinos. Cierto es que no se ven, pero créame: están ahí.

traducción más o menos libre de lo leido en el Q&A de su antigua página.

La cosa no acaba aquí.

En 1983 hizo una Gran Revelación después de ser pillado al salir de un 7-Eleven con un batido de frutas, un perrito caliente y una caja de bizcochos de nata: Ni él ni nadie puede vivir *exactamente* sin comer por culpa de los Cuatro Grandes Obstáculos, que son la Polución Social, la Polución Alimenticia, la Polución Atmosférica y la Polución Eléctrica.

De hecho, como explicó en una entrevista a la revista Colors, muy de vez en cuando debe comer comida basura para armonizar con el ambiente alimenticio que le rodea, inevitable por vivir en una cultura de consumo. Así, asegura que la hamburguesa doble de cuarto de libra de McDonald’s posee una “frecuencia base” ideal para los respiracionistas. Del mismo modo, el secreto de la Coca Cola Light consiste en que su principal ingrediente es “luz líquida”.

Haz el ejercicio de meditación antes de beber toda la Coca-Cola Light con cafeína que puedas, sólamente en formatos de botella de plástico de medio litro o un litro. Acompáñala con hamburguesas dobles de cuarto de libra sólo de McDonalds, aunque puedes combinar dos hamburguesas de cuarto de libra en vez de pillar una doble. Medita siempre de treinta minutos a una hora antes de comer. Intenta comer como mínimo un menú al día tantos días como puedas. Vuelve a mi sitio web periódicamente para comprobar si puedes sentir ya las nuevas energías después de leer unos párrafos.

traducido de su página actual

Pero comer una hamburguesa y una cola light de vez en cuando no basta para ser respiracionista: si quieres prepararte para abandonar esta vida de comida terrenal y unirte a su grupo es esencial que también medites repitiendo el cántico compuesto por las Cinco Palabras Mágicas Pentadimensionales, impronunciables en nuestra realidad terrenal.

No es para tomarlo a risa. Los dos párrafos anteriores tienen sentido cuando explica que las vacas son seres pentadimensionales que convierten vulgar comida tridimensional en nutritiva esencia pentadimensional llamada “carne de vaca”.

Para aprender a pronunciar bien las Cinco Palabras Mágicas Pentadimensionales debes marcar, una vez alcanzada la quinta dimensión, su número de teléfono pentadimensional para que él mismo te las pronuncie gratis (sólo por el coste de la llamada). Si por lo que sea el pentateléfono pentacomunica, pentabasta con pentameditar las Cinco Palabras Mágicas Pentadimensionales unos pentaminutos y pentavolver a pentallamar (aunque a mí no me queda muy claro como llenar la espera así si precisamente estoy llamando para enterarme de cómo se pronuncian).

De todos modos, no debemos urgirnos a la hora de adoptar este magnífico modo de vida que Wiley nos propone. Ahora mismo la Tierra, dañada por las pruebas nucleares realizadas durante el siglo pasado, no está preparada para mantener a los seres vivos exclusivamente a base de aire. Hasta que llegue el momento adecuado, el señor (¿debo llamarle señor?) Wiley nos recomienda que sigamos comiendo tranquilamente.

3 comentarios Ir al formulario  RSS de estos comentarios Trackback URL

Noticia sobre la muerte por hambre de una respiracionista que estaba en la fase inicial de “aprendizaje”, en la que tenía hasta que escupir su propia saliva para no tragarla.

http://www.periodistadigital.com/salud/nutricion-y-ejercicio/2012/04/30/muere-la-mujer-suiza-que-se-alimentaba-solo-de-rayos-de-sol.shtml

Al gurú hijo de puta que anda propagando esta estupidez habría que meterlo en una celda durante el tiempo que aguantara sin comer.

Comment by Alberto V. Miranda — 24 mayo, 2012 @ 19:50

Hay que ser bobo.

Y más en serio, estos fenómenos me fascinan. De verdad, ¿por qué a la gente le atraen tanto estos asuntos pseudoyóguicos paranormales? ¡Cómo vas a vivir sin comer, alma de cántaro! ¿Qué buscan en la vida para encontrar en el respiracionismo una solución?

Comment by spiff — 25 mayo, 2012 @ 17:08

ese mismo sentimiento lo tengo con quienes están locos por contactar con extraterrestres ¿para que resuelvan tus problemas? yo tampoco entiendo.

Comment by Alberto V. Miranda — 25 mayo, 2012 @ 21:30

Deja un comentario

(requerido)
Si te ha gustado este artículo, puede que te interese también
18 noviembre, 2011
Erich von Däniken no es un charlatán. La verdad, no sabemos lo que es porque todavía no se ha inventado la palabra para describir el morro que le echa este señor.
26 noviembre, 2011
La WBC no es la única iglesia que asegura que sólo sus miembros se van a salvar. El problema es que, si es verdad, sólo lo harán menos de cien idiotas.
5 marzo, 2012
Si alguien te dijera que en tu propia casa puedes mejorar tu salud de manera espectacular con un coste que no llega a 10 euros por sesión, probablemente no le creerías. Sin embargo, el método de Moritz es harto convincente. Y te lo dice quien lo ha probado.
 
Astropuerto es una revista online fundada en 2011 y coordinada por Alberto V. Miranda.

Esta revista es plural y respeta la libertad de expresión de sus autores y colaboradores; en ningún caso se responsabiliza de la información y opiniones expresadas por estos.

Cada artículo aquí publicado es propiedad de su autor o autora y no puede ser reproducido sin permiso explícito por escrito.
Facebook Way of Living  
Política de Cookies

Astropuerto funciona con WordPress

Tema visual 'Astropuerto' creado por Voet Cranf

Contacta con nosotros por email