26 noviembre, 2011

La WBC no es la única iglesia que asegura que sólo sus miembros se van a salvar. El problema es que, si es verdad, sólo lo harán menos de cien idiotas.

De entre toda la chusma que habita esta bendita Tierra del Señor, a veces algún subgrupo interesante destaca especialmente. Hablamos de gente digna de ser conservada en un bloque de metacrilato. Y no sólo por su interés intrínseco; también para que deje de dar por culo. Perdón por esta última expresión, pero es que viene al caso como comprobaréis leyendo el resto del artículo.


El otro día tuve la oportunidad de ver el documental de 2007 La Familia Más Odiada de América, presentado por el inefable y divertidísimo Louis Theroux, famoso por sus documentales en los que se infiltra en diversas subculturas.

En este docu se describe la Westboro Baptist Church, una pequeña secta (pseudo)cristiana formada por un único clan familiar y unos pocos adheridos. En total, unas 70 personas.

Los miembros de esta secta están convencidos de que són los únicos seres humanos que se van a salvar, y que tooooodos los demás vamos a morir en el infierno porque Dios nos odia. Y nada podemos hacer por ello. A la manera de los calvinistas, la salvación o la condenación no está de nuestra mano. Y el amigo Jesús parece ser que se ha quedado con esta gentuza.

¿Y por qué Dios nos odia tanto? Pues parece ser que por dos motivos: 1) porque somos homosexuales o 2) porque consentimos la homosexualidad. Al menos es lo que yo entendí, porque, vive Dios, la fijación anal de esta gente es preocupante. Su página web se llama, literalmente, DiosOdiaALosMaricas.com.


Llegados a este punto os preguntaréis ¿y qué problema hay con esta gente? ¡Déjalos vivir en el error!. Pues el problema es que son unos tocahuevos.

La actividad principal de esta secta es organizar piquetes para recordarnos a los demás que nos vamos al infierno de cabeza.

Dios Te Odia. Dios Odia a los Maricas. Gracias Dios por el 11S. Estas son algunas de las lindezas que han portado, y portan, los miembros de la WBC en sus pancartas durante los más de, según su web, 45000 piquetes “evangélicos” realizados hasta la fecha. Porque esta gente hace ruido. Mucho. Y no dudan en llevar a niños pequeños, sus propios hijos, a formar parte de estas acciones.

Estos piquetes no los hacen a la puerta de la sede de su congregación, no. Los hacen, entre otros muchos sitios, en los funerales de los soldados muertos en Irak… y es que se alegran de toda decisión de Dios, en especial de todas las malas cosas que les pasan a los USA por haberse convertido en una nación de maricas.


La gente de los USA, en esa exhaltación patriótica que a mí, personalmente, me produce tanta grima como admiración, abunda en reacciones ante este planteamiento tan antiamericano, como a los yanquis les gusta decir.

La más sorprendente quizás sea la creación/existencia de los Patriot Guard Riders, una asociación de más de ¡200.000! moteros que, previa invitación de la familia, asiste a los funerales sólamente para interponerse entre los piquetes de estos chiflaos y la ceremonia que pretenden reventar.

Algunos estados incluso han elaborado leyes, específicamente orientadas a las acciones de la WBC, que prohiben las manifestaciones de cualquier tipo a menos de cierta distancia de un funeral. Además tienen prohibida la entrada en Gran Bretaña.

Eso sin contar las —merecidas— innumerables agresiones que experimentan por parte de viandantes y conductores que pasan cerca de ellos. Aunque lo más habitual es que haya contramanifestaciones de carácter hilarante que imitan sus pancartas dándole la vuelta al mensaje.

Quizás la reacción más divertida y currada sea la web paródica elaborada por National Lampoon, la revista/productora más cafre y satírica de USA, la responsable, entre otras cosas, de la película Desmadre a la Americana. Otra gente ha creado incluso un Generador Online de Pancartas WBC.

Sin olvidarnos del Sodomóvil de Michael Moore y su visita a la WBC:

Y tras esta introducción, llega el momento de rascar un poco en el asunto y preguntarse… ¿Y esta iglesia cómo llego a ser? Pues gracias a la palabra divina y pensamiento elevado de un solo hombre: Fred Phelps, el patriarca de la familia, conocido simplemente como El Abuelo. Gobierna su congregación con mano de hierro, programa las mentes de sus acólitos con un sinsentido repleto de rigurosa coherencia interna.

Sus sermones, completamente disparatados, pero dotados de una oratoria nada desdeñable, están llenos de una sola cosa: ODIO. Especialmente a los homosexuales. Y de ese odio surge todo el conjunto de creencias de la WBC.

Es en este momento en el que debo dejar de limitarme a repetir lo que vi en el documental e investigué por mi cuenta para exponer mi propia teoría sobre el amigo Fred, sobre la evolución de su “pensamiento”.

  1. Fred Phelps nace en 1929. El Señor nuestro Dios, le crea, en su infinita bondad y sabiduría, homosexual.
  2. En su tierna infancia le enseñan mal las escrituras y/o él las entiende peor. Llega a la conclusión de que Dios odia a los sodomitas.
  3. Fred Phelps aprende a odiarse a sí mismo. ¡Y es que menudo conflicto!
  4. Fred Phelps decide congraciarse ante Dios creando un culto dedicado al odio del resto de homosexuales de esta Tierra.
  5. A día de hoy, en sus momentos de retiro, fantasea con gang-bangs anales protagonizados por él mismo y unos cuarenta negros bien dotados mientras se estimula la próstata introduciéndose objetos variados por el recto.
  6. Luego se aplica el cilicio y ordena varios piquetes como penitencia.

Este es un ejemplo más, de los muchos en la Historia, de como la avería mental de un solo hombre puede armarla gorda.


No puedo evitar concluir este artículo sin reproducir el mejor diálogo de todo el documental

— Y ahora, Louis, que has pasado unos días con nosotros, ¿qué opinas?
— Que si Cristo volviera, le montaríais un piquete.

2 comentarios Ir al formulario  RSS de estos comentarios Trackback URL

Ya ves la que armó Constantino cuando se le ocurrió fundar la secta papana… casi 2000 años tocando los huevos y mamando de los pueblos y ahí están, como el camaleón, cambiando de colores según la ocasión…

Comment by Ano de Nimo — 19 diciembre, 2011 @ 21:52

más como el cangrejo, porque sólo saben ir para atrás… ya me gustaría a mí que fueran camaleones.

Comment by tyler the pooh — 19 diciembre, 2011 @ 22:48

Deja un comentario

(requerido)
Si te ha gustado este artículo, puede que te interese también
21 enero, 2012
¿Qué es la conspiranoia? ¿Para qué sirve? ¿Dónde se la suele encontrar? ¿Deberíamos ponernos gorros de papel de aluminio para que las entidades reptilianas no controlen nuestra mente? ¿Estamos fatal del tanque? La respuesta es: todas son correctas.
26 febrero, 2012
El libro de Huxley, escrito en 1931, es sorprendentemente vigente ochenta años después. Este artículo explora la sociología del condicionamiento descrita en esta magna obra desde el punto de vista de la psicología moderna y, como no, de la dimensión ética: porque "educar" significa "sacar de", no "embutir en".
22 abril, 2012
A pesar de su nombre, ni es un gurú, ni un mesías, ni tiene que ver con los Hare Krishna. Krishnamurti sólo es una de las mentes más lúcidas, penetrantes y honestas de todos los tiempos: cada reflexión que hace es capaz de poner en entredicho todas tus concepciones sobre ti, las personas y el mundo en el que vivimos.
 
Astropuerto es una revista online fundada en 2011 y coordinada por Alberto V. Miranda.

Esta revista es plural y respeta la libertad de expresión de sus autores y colaboradores; en ningún caso se responsabiliza de la información y opiniones expresadas por estos.

Cada artículo aquí publicado es propiedad de su autor o autora y no puede ser reproducido sin permiso explícito por escrito.
Facebook Way of Living  
Política de Cookies

Astropuerto funciona con WordPress

Tema visual 'Astropuerto' creado por Voet Cranf

Contacta con nosotros por email